martes, 24 de noviembre de 2009

RESERVAS QUE PROTEJEN ANIMALES EN VIAS DE EXTINCION

  • MANÚ

En su casi millón y medio de hectáreas el parque guarda una biodiversidad incomparable en el mundo y su territorio abarca desde las alturas de la puna, el bosque húmedo y tropical y el llano amazónico. Luego de descender e iniciar la navegación por el río Alto Madre de Dios, se pasa por el punto denominado Salvación, para descender a la zona baja del parque, apreciando bellas playas y la abundante vegetación. Luego se encuentran las aguas rojizas del río Manu con las aguas cristalinas del Alto Madre de Dios, para llegar a la reserva de la Biosfera del Manu y recorrer luego el tramo Boca Manu-Pakitza y apreciar diversos animales.

  • PAMPA GALERAS

Esta reserva comprende 6 500 hectáreas de tierras de propiedad de la comunidad campesina de Lucanas, ubicada en el departamento de Ayacucho, en la provincia y el distrito de Lucanas. Su área de influencia alberga un grupo considerable de comunidades campesinas.

La vicuña (Vicugna vicugna) es la especie más representativa y abundante en Pampa Galeras y su protección y conservación motivaron la creación de la reserva. Otra especie importante es el guanaco (Lama guanicoe), que al igual que la vicuña es uno de los camélidos sudamericanos que se encuentran en estado silvestre.Otros mamíferos presentes en la Reserva son: el zorro andino o atocc (Pseudalopex culpaeus), la vizcacha (Lagidium peruanum), la taruca (Hippocamelus antisensis), la muca (Didelphis marsupialis) y la comadreja (Mustela frenata). El ave que más llama la atención por su gran envergadura es el cóndor andino (Vultur gryphus). También es posible observar otras especies como la pissaca (Nothoprocta ornata) y la kiula (Tinamotis pentlandii). En los ambientes acuáticos destacan el pato jerga (Anas georgica) y el pato sutro (Anas flavirostris). El objetivo principal de la Reserva Nacional Pampa Galeras-Barbara D'Achille es desarrollar un programa de investigación, conservación y protección de la vicuña, especie nativa y representativa del país.



  • PARACAS

Esta Reserva Nacional se ubica en el departamento de Ica, provincia de Pisco, distrito de Paracas. Abarca una superficie de 335 000 hectáreas, de las cuales 217 594 son ambientes marinos. Lo más característico de esta Reserva es la gran diversidad de aves, muchas de las cuales son migratorias, residentes y/o endémicas. La comunidad de aves, que es uno de sus principales atractivos turísticos, está compuesta por aves de orilla como son el playero blanco (Calidris alba), el playero occidental (Calidris mauri), el playero semipalmado (Calidris pusilla), el chorlo semipalmado (Charadrius sempalmatus) y el flamenco (Phoenicopterus chilensis), entre otras. Estas aves se alimentan de pequeños organismos (bentónicos) que viven en el suelo sumergido o húmedo de este ambiente. También destacan las aves marinas como el piquero peruano (Sula variegata), el guanay (Phalacrocorax bougainvillii), el pelícano (Pelecanus thagus), el gaviotín peruano (Sterna lorata), el zarcillo (Larosterna inca), el gaviotín rea (Sterna maxima) y el gaviotín elegante (Sterna elegans) que se alimentan de pequeños peces, moluscos y crustáceos (organismos pelágicos) presentes en las capas superficiales del mar.

Otra especie es el pingüino de Humboldt (Spheniscus humboldti), que junto con el potoyunco están en peligro de extinción. También una especie en situación vulnerable y al gallinazo cabeza roja (Cathartes aura), en los bordes de los acantilados cercanos a grandes apostaderos de lobos marinos, acechando la carroña de los lobos y otros animales muertos. Entre los mamíferos más visibles se puede mencionar a las especies de lobos marinos como el lobo chusco o de un pelo (Otaria byronia) y el lobo fino o de dos pelos (Arctocephalus australis), así como el gato marino o chigungo (Lutra felina), que se encuentra en peligro de extinción.


  • LAGO TITICACA

Las aves, residentes y migratorias, constituyen la fauna más atractiva de la zona. Se encuentran más de 60 especies, entre las que destacan el zambullidor del Titicaca (Centropelma micropterum), el yanavico (Plegadis ridgwayi), el cormorán (Phalacrocorax olivaceus) y el totorero (Phleocryptes melanops). Como representantes de las familias residentes existen patos (Anatidae) y chocas (Rallidae), mientras que de las familias migratorias se encuentran chorlos (Charadriidae), playeros (Scolopacidae) y flamencos (Phoenicopteridae). De los que se han registrado poblaciones muy importantes de cerca de190 000 individuos. (censo R.N.P. 1 998). Existen cuatro diferentes familias de peces y sólo del género Orestias se han identificado 40 especies. Podemos mencionar a las especies nativas como carachis (Orestias spp.) y suche (Trychomicterus rivulatum). Las especies introducidas son la trucha arco iris y la trucha de arroyo (Oncorhynchus mikkis) así como el pejerrey (Basilichthys bonaerensis), todas ellas utilizadas por los lugareños como fuente de proteína. Entre los anfibios se han registrado 18 especies nativas, entre las que destacan el sapo gigante del Titicaca, el sapo acuático (Telmatobius ssp.) o el sapo común (Bufo spinulosus). En la reserva se encuentran algunas especies amenazadas como la parihuana o flamenco (Phoenicopterus chilensis), el flamenco de james (Phoenicoparrus jamesi) y el flamenco andino (Phoenicoparrus andinus). Son pocas las especies de mamíferos que habitan en la reserva; predominan los roedores como la vizcacha (Lagidium peruanum), el cuy silvestre (Cavia tschudii) y el zorro andino (Pseudalopex culpaeus).


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada